GRUPO PERALADA, asesorado por Eurohold, crece con la compra de Chivite, Gran Feudo y Viña Salceda

ADQUIERE EL GRUPO VINÍCOLA NAVARRO A LA BANCA/Tras las adquisiciones de Oliver Conti y Privat, el grupo familiar prevé cerrar hoy una operación que le permitirá dar un gran salto en el sector vinícola español.

El Grupo Peralada prevé cerrar hoy la compra del 100% de la bodega navarra Chivite, propietaria también de los vinos Gran Feudo y Viña Salceda. La compañía de la familia Suqué Mateu avanza así en su plan estratégico para consolidarse entre los principales grupos vinícolas españoles, con presencia en distintas denominaciones de origen, como Empordà, Priorat, Navarra, Rioja y Cava.

Hasta ahora, el 80% del capital de Chivite estaba en manos de la gran banca (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Popular), que se hizo con la mayoría accionarial del grupo en 2015 al ser una de las tres compañías que se integraron en el Proyecto Phoenix para rescatar empresas endeudadas pero con amplio potencial de viabilidad.

El 20% restante del capital pertenece al empresario Julián Chivite, quien también vende ahora sus acciones, pero seguirá vinculado a la compañía como una persona clave dentro del nuevo proyecto empresarial. La historia de la familia Chivite se remonta a 1647, con once generaciones dedicadas al vino y a la vid.

Según han explicado fuentes conocedoras de la operación a EXPANSIÓN, Peralada se ha impuesto a las ofertas que habían presentado el grupo portugués Sogrape y un consorcio integrado por Bodegas Lozano y Bodegas Manzanos, que preveían repartirse las marcas de Chivite.

El proyecto y el plan de negocio trazado por Peralada “era mucho más consistente” e interesante para garantizar el futuro de Chivite, por lo que los bancos se han inclinado finalmente por traspasar la compañía a la empresa dueña de Castillo de Perelada.

La banca se hizo con el 80% del capital de Chivite al capitalizar parte de la deuda de más de 40 millones de euros que arrastraba el grupo. Ahora, Peralada se hace con la integridad de la empresa a cambio de asumir la deuda bancaria que quedaba –sin quitas adicionales– y que las fuentes consultadas estiman en alrededor de 26 millones. Se calcula que con esta operación, los bancos podrán recuperar aproximadamente el 65% de los créditos que en su día prestaron al grupo con sede en Cintruénigo (Navarra).

Además de Chivite, en el Proyecto Phoenix –que impulsó el Ministerio de Economía– entraron la empresa cotizada de alquiler de maquinaria GAM y el fabricante de tubos Condesa. Los seis grandes bancos encargaron la gestión y el plan de viabilidad de estas empresas a Phoenix Recovery Management, una sociedad participada al 50% por N+1 (Alantra) y McKinsey.

INSTALACIONES

Tras la entrada de la banca en su capital, el grupo Chivite se reorganizó en tres compañías: Viña Salceda, para elaborar los vinos de Rioja y con instalaciones en Elciego (Álava); Bodegas Gran Feudo, cuyo centro de producción se encuentra en Cintruénigo (Navarra) y Chivite Family Estates, una sociedad centrada en la elaboración de los vinos de más alta gama de la bodega, como son Chivite Colección 125, Chivite Legardeta y Chivite Las Fincas.

Con la compra de Chivite, el grupo Peralada pone el broche a una ofensiva de adquisiciones selectivas que también le han llevado a comprar este año la bodega Oliver Conti y la marca de cava ecológico Privat. Además, posee el 50% de Cims de Porrera, el 80% de Casa Gran del Ciurana –ambas en el Priorat–, el 60% de la riojana Bodegas Fin de Siglo (Trece Lunas) y el 22% de la bodega malagueña La Melonera. La división vinícola del hólding dueño de tres casinos en Catalunya facturó 44 millones en 2016, con más de 12 millones de botellas.

SERGI SABORIT. BARCELONA

18/10/2017

Peralada crece con la compra de Chivite, Gran Feudo y Viña Salceda