Cefrusa Servicios Frigoríficos cambia de propietarios

El operador logístico Cefrusa Servicios Frigoríficos, especializado en el almacenamiento a temperatura controlada y que tiene su sede central en El Bruc (Barcelona), ha cambiado recientemente de propietarios. El 100% de las acciones, que estaban en manos de la familia Raventós, fueron adquiridas durante el pasado mes de marzo por la comercial barcelonesa Assolim Alimentaria, especializada en la distribución de productos congelados.

Tras la compra, Cefrusa mantendrá su actual razón social y marca, así como el equipo de gestión, manteniéndose como director general Álvaro Raventós. Asimismo, tampoco se modificará la actividad de la recién adquirida, que mantendrá su especialización en servicios logísticos a temperatura controlada en las 3 plataformas que gestiona: una en Mercabarna, otra en Mercamadrid y una última en El Bruc, donde se encuentra su central.

Assolim se convierte en su principal cliente
Precisamente, en este último espacio, que cuenta con una superficie útil de 8.000 m2, Assolim centralizará toda su operativa logística, convirtiéndose en uno de los principales clientes de Cefrusa que, no obstante, también seguirá dando servicio a otros empresas como la cadena de supermercados E.Leclerc, la importadora de panadería congelada Delifranca y CSM Bakery Solutions, entre otros.

La nueva propietaria de Cefrusa tiene su sede en el también municipio barcelonés de Cardedeu y está especializada en la distribución mayorista de congelados, principalmente para la hostelería no organizada. En menor medida, su catálogo también incluye algunos productos refrigerados y de alimentación seca. Assolim comenzó operaciones en el año 2014, como resultado de la unión de fuerzas de las distribuidoras Himsa Congelats i Gelats y Solé Hermanos. Actualmente dispone de varias delegaciones comerciales en Barcelona y Tarragona y trabaja con importantes empresas como Bonduelle, Campofrío, McCain, Pescanova y Unilever.

Con una plantilla que ronda el centenar de trabajadores, Assolim registró unas ventas netas de más de 32 M€ en el año 2017. Por su parte, Cefrusa, que da empleo a 80 trabajadores,
consiguió elevar su facturación en 2018 hasta los 7,9 M€, desde los 6,6 M del año anterior. En los últimos tiempos, la operadora se ha centrado en potenciar sus servicios de logística
integral, dejando de lado las labores de distribución. Este cambio de estrategia fue necesaria tras la entrada en concurso en octubre de 2014, situación de la que consiguió salir tan solo un año después al llegar a un acuerdo sus acreedores.

14/05/2019 GEMA VILLEGAS

Alimarket